6Ago

Dr. Ibáñez explica caso clínico que presentó en Chile

 
A menos de una semana de su exposición en nuestro país, el Dr. Juan Carlos Ibáñez nos detalla uno de los casos clínicos que presentó en la jornada del 12 de agosto en la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile.
El destacado implantólogo expresa que uno de los casos clínicos que desarrolló en Santiago es la de una paciente que llegó a su consulta con un caso bi-maxilar, donde la persona portaba 2 prótesis removibles y a punto de perder la totalidad de sus dientes remanentes por razones periodontales. Hay que destacar que ella era fumadora y no deseaba dientes largos porque poseía sonrisa gingival, opción que no quedaba bien estéticamente. El profesional agrega que ella llegó a este estado por inadecuados tratamientos previos y porque no quiso tener una prótesis completa bajo ningún concepto.
“Luego de los estudios realizados decidimos trabajar con un protocolo de carga inmediata C (pueden leer nuestro trabajo al respecto publicado en el J Periodontol. 2005 Nov;76(11):1972-81.) y un perfil de emergencia híbrido para el maxilar superior y un perfil de emergencia natural para la mandíbula”, detalla el Dr. Ibáñez.
Agrega que para ello “trabajamos realizando un colgajo amplio en maxilar superior regularizando el hueso 4mm en altura y colocando 8 implantes Osseotite, 2 de ellos pterigoideos. En el maxilar inferior colocamos 6 implantes Osseotite con técnica flapless. A continuación tomamos impresiones y registros intermaxilares intra-quirúrgicos confeccionado de inmediato modelos e instalando tapas de cicatrización de 2 piezas sobre los implantes”.
Una vez terminado este proceso, el odontólogo comenta que la paciente dejó la consulta para regresar 48 horas más tarde, y en ese tiempo confeccionaron las prótesis definitivas de carga inmediata ceramo-metálicas que le instalaron en solo 2 días después de la cirugía.
“Es un protocolo muy interesante que involucra a cirujano, prostodoncista y técnicos de laboratorio en forma muy intensa, pero que permite en casos seleccionados rehabilitar definitivamente al paciente en 48 horas”, complementa el Dr. Ibáñez.
Durante la charla de la semana pasada, el especialista detalló este procedimiento como también los protocolos A y B de carga inmediata de maxilares completos, con reconstrucciones convencionales y CAD/CAM zirconia. En Concepción también habló de los protocolos que utilizó para cargar en forma inmediata implantes Osseotite y T3 en restauraciones parciales de uno o varios dientes, combinando en muchos casos estos procedimientos con Bio-Oss, BioGide y Mucograft. “Lo más importante de todo, desde mi punto de vista, es que además de mostrar muchos casos clínicos, vimos los resultados a largo plazo de la mayoría de ellos, lo cual no se muestra con frecuencia, y además analizamos estadísticamente los resultados tras 15 años de seguimiento”, finaliza el profesional.